phsmq.jpg

Esa pregunta puede que les suene extraña, pero para Ben Nyaumbe, un habitante de Kenya, las ideas fueron muchas durante sus tres horas de intenso combate con una pitón de 4 metros de largo que intentó asfixiarlo para luego devorar su cadáver.

phsmq.jpg

Nyaumbe se encontraba trabajando en una granja, cuando la serpiente que se encontraba cazando ganado, lo ataco desde un árbol y trato de enroscarse a su alrededor para usar su formidable fuerza y asfixiar a su víctima. Nyaumbe recurrió a varias tácticas para defenderse, entre ellas cubrir la cabeza de la serpiente con su camisa y morder su cola para intentar lograr que aflojase su mortal apretón.

Nyaumbe finalmente logró alcanzar su teléfono móvil y alertar a la policía quien logró liberarlo sin matar a la serpiente. Esta fue enviada hacia un hábitat pero logro escapar en medio del trayecto sin dejar pista alguna sobre su acdispuesto tual paradero. Nyaumbre sobrevivió a la experiencia solo con algunas magulladuras y cortes en su labio inferior, producto de la cola de la serpiente, la cual describió como "filosa". Conozcan el resto de los detalles después del salto.

Esta historia muestra nuevamente la capacidad de adaptación del hombre bajo las circunstancias más extremas ya que a diferencia de lo que el cine de Hollywood busca hacernos creer no todos se rinden llorando como niñas chiquitas cada veque algo ataca desde las sombras. Aun así le recomendaría al señor Nyaumbe que se mantenga atento los próximos días ya que la pitón podría regresar a pedir la revancha.