ngpw.jpg

La policía australiana se encuentra investigando el extraño caso de Chen Liu, un inmigrante chino de 27 años que fue encontrado muerto con 34 clavos dentro de su cráeno. El cuerpo de Liu fue descubierto el año pasado en el Sur de Sydney por dos dos niños, iniciando así una investigación como ninguna otra que la policía de Sydney haya emprendido jamás.

ngpw_0.jpg

"En mis 36 años de trabajo nunca había visto un asesinato de esta naturaleza" dijo Geoff Beresford, superintendente de la división de homicidios. El cuerpo fue encontrado en un estado de descomposición avanzada, cubierto por una bolsa de plástico y con un cable eléctrico en el cuello. Los clavos encontrados en los restos de Liu son similares a los usados por las pistolas de clavos emoleadas en tareas construcción y tienen un largo 85 mm cada uno. Más información después del salto.

Actualmente la policía se encuentra solicitando ayuda al público para obtener información que permita resolver este extraño crimen el cual sin duda muestra una enorme alevosía por parte del perpretrador/es ya que 34 disparos al cráneo son una señal clara. Sin embargo también podría tratarse de un asesinato por encargo y este podría ser un simple caso de exceso de profesionalismo por parte del sicario quien no habría querido llevarse una sorpresa desagradable que le diese dolores de cabeza.