0andkimcoke01.jpg

Andrew Kim, un estudiante de diseño decidió apostar a lo grande y resideñar la icónica y mundialmente conocida botella de Coca-Cola intentando volverla menos dañina para el medio ambiente

0andkimcoke01.jpg

El resultado fue algo interesante y genial pero que podría no complacer al público acostumbrado al diseño tradicional. Sin embargo tener un planeta en el que si podamos seguir bebiendo Coca-Cola hace que el sacrificio valga la pena. Sigan leyendo para ver los detalles del diseño.

0andkimcoke02.jpg

El diseño cuadrado permite una mayor eficiencia a la hora de almacenar y transportar cada botella, ya que se incrementan las cantidades que cada contenedor puede llevar. Esto reduce la cantidad de combustible gastado a la hora de transportar una determinada cantidad de botellas ya que se necesitan menos viajes para llevar la misma cantidad de unidades.

 

0andkimcoke03.jpg

El diseño cuadrado también permite retraer la botella una vez que se decide disponer de ella lo que hace que el espacio que ocupa en la bolsa de basura y la cantidad de material necesario para crearla sea menor. Esto reduce su impacto en el medio ambiente. Quizá no sea a lo que están acostumbrados pero yo le daría mi voto y mi compra a esta botella si saliese al mercado. ¿Y ustedes?