giant-sanwich.jpg

Un residente de la ciudad norteamericana de Atlanta fue con su familia a una sucursal de la cadena de restaurantes Which´Wich sin saber que ese viaje concluiría en el hospital.

giant-sanwich.jpg

Chad Ettmueller de 38 años no había comido en todo el día así que decidió ordenar el sandwich de 5 carnes y 3 quesos conocido como Wicked (endiablado) pero con el doble de carne de lo usual ya que no había comido en todo el día. El resultado fue algo tan enorme que cuando Ettmueller intentó morderlo su mandíbula quedo atorada en la posición de apertura. A pesar de repetidos intentos de cerrarla, que incluyendo golpear la quijada con el puño, Etmueller no pudo cerrar la boca.

Fue así que terminó en el hospital Emory Memorial donde se le diagnosticó doble dislocamiento de mandíbula y se le debió practicar una intervención quirúrgica para recolocarla en su lugar. La próxima vez le recomiendo que empieze con cuchillo y tenedor, al menos hasta que la comida sea de un tamaño seguro para morder.